Pedro Almodóvar lo quiere todo para Los amantes pasajeros

Lee la noticia completa en la fuente original: Extracine

5 junio, 2012

Mientras Carmen Maura manifiesta que no tiene ningún interés en volver a trabajar con Pedro Almodóvar después de su reencuentro en Volver, el cineasta manchego sí parece dispuesto a mantener vivas las relaciones laborales con las nuevas chicas Almodóvar, así como reavivar anteriores relaciones laborales, además de iniciar cuantas nuevas relaciones le sean posibles. Pareciera que en oposición al títulos de su nueva película, Los amantes pasajeros, el cineasta español se resistiera a que las relaciones laborales con sus colaboradores sean igual de pasajeras.

Tras toda la polémica levantada por La piel que habito que ha pasado de tener admiradores total y absolutamente devotos, en oposición a detractores acérrimos e intransigentes, el director de Todo sobre mi madre también parece dispuesto a ceder ante la presión popular, que demandaba una película cómica como las de sus inicios. Por eso Los amantes pasajeros, cuyo rodaje comienza este mismo verano, será una comedia coral, probablemente en sintonía con filmes como Laberinto de pasiones, Entre tinieblas o Mujeres al borde de un ataque de nervios. Permítanme que no espere gran cosa porque ni pedro Almodóvar es el mismo de entonces, ni la sociedad española tampoco, aunque sí disfruté con mucho agrado de las parte cómica de Los abrazos rotos.

Entre las chicas de siempre nos encontramos con Cecilia Roth, que aunque no ha sido una presencia constante en la filmografía del director español, sí ha estado tanto en su etapa de los años ochenta, como en la más reciente. Junto a ella están confirmados nombres de reciente incorporación como los de Lola Dueñas, Blanca Suarez, Carmen Machi o Javier Cámara. Este último es uno de los pocos actores que, junto con Antonio Banderas, puede presumir de haber repetido con Pedro Almodóvar pues ya estuviera en los repartos de Hable con ella y La mala educación, sabiendo sacar adelante sus complicados personajes.

Curiosamente Javier Cámara también coincidiera en el reparto de Lucía y el sexo con Paz Vega, una de las últimas incorporaciones al reparto de su película. Si bien ya participara también en Hable con ella, su presencia fuera bastante breve, con lo que el cineasta salda una cuenta pendiente con la actriz sevillana. También se incorporan a su séquito nombres como los de Pilar López de Ayala y José María Yazpik, que ya coincidieran en Sólo quiero caminar. El actor mexicano también es muy conocido por sus interpretaciones junto a Charlize Theron en The Burning Plain o por Las vueltas del citrillo por la que recibiera un premio Ariel al mejor actor.

Si me permiten un poco de mala leche, mucho me temo que detrás de toda esta operación no parece esconderse más que una estrategia para quitarles méritos a otros cineastas españoles. Me explico. Cierto es que Pedro Almodóvar tuviera gran responsabilidad en las carreras internacionales de Carmen Maura, Rossy de Palma, Antonio Banderas o incluso Penélope Cruz. Ninguna duda. Pero ya a finales de los años noventa, esa cualidad suya de promotor y descubridor de grandes talentos fue desplazada por nuevos cineastas como Julio Medem, Alejandro Amenábar o Álex de la Iglesia. Si en películas sucesivas actores y actrices identificados con estos cineastas han ido incorporándose a las películas de Pedro, pareciera que en el caso de Elena Anaya incluso ya no hubiera nada antes de La piel que habito. Si no me entienden, por favor, que alguien haga el favor de explicarme qué hacen en su película nombres como los de Hugo Silva, Miguel Ángel Silvestre, Antonio de la Torre, Raúl Arévalo o Carlos Areces. No dudo que algunos de ellos son grandes actores, pero no me digan que no pareciera que Pedro Almodóvar quisiera coronarles a ellos con su presencia en su película, y no al revés, como en algunos casos así será.

Fotos: Hello Friki